Conecte con nosotros

Sociedad

Cansado de quitar vidas: el testimonio de un sicario en La Libertad.

Juan José Ortiz Guevara tiene 18 años y era buscado en Trujillo por sicariato. Él fue capturado en un barrio de La Esperanza con una pistola Glock y 12 proyectiles. Además, le arrestaron junto con 2 cómplices.

Publicado

en

‘Juanjo’ dice que la primera vez que asesinó fue como “un bautismo con pólvora”.  Foto: La República

Cuando Juan José Ortiz Guevara era joven, ir al colegio significaba una excusa para socializar en su vecindario en Trujillo, La Libertad. A los 13 años, probó por primera vez un arma de fuego y se sintió más protegido con ella que con un libro en la mano. Ahora, con 18 años, ha confesado ser responsable de 2 asesinatos, aunque se sospecha que podrían ser más.

Captura de un sicario juvenil

Juanjo, como le dicen sus amigos, fue detenido junto a Cristian Vásquez Hernández y un menor de 16 años en La Esperanza, un sector controlado por bandas rivales. Las autoridades los sorprendieron en una operación conjunta entre la comisaría de Jerusalén-Winchanzao y agentes de inteligencia de la Divincri San Andrés. En esta zona, es muy sospechoso moverse solo o en grupo, incluso para realizar compras.

Anuncio

Dialogo con las autoridades

En una conversación con el coronel Víctor Revoredo, Juanjo admite tener dos muertes en su historial criminal, pero se le cuestiona sobre el número de disparos y el uso de armas en sus crímenes. También confiesa que obtuvo las armas a través de Claudio, un individuo fallecido. A pesar de su fría actitud, expresa su deseo de dejar atrás la violencia y reunirse con su familia.

Confesiones y reflexiones

El joven sicario relata que la violencia lo ha perseguido desde temprana edad, siendo incitado por sus amigos a usar armas para protegerse. Una de sus víctimas fue identificada como Carlos Muñoz Torres, asesinado en Ascope. Para Juanjo, el asesinato ha sido una actividad despiadada y rutinaria, pero ahora anhela un cambio en su vida.

Anuncio

Caída de un sicario juvenil

Al ser capturado, Juanjo llevaba consigo una pistola Glock y una cacerina con 12 proyectiles. Explica su constante porte de armas como una medida de protección en un vecindario peligroso. A pesar de reconocer la dureza de su entorno, muestra cierta resignación al admitir que en su barrio, la violencia es una realidad cotidiana. Finalmente, es trasladado a la División de Investigación Criminal de San Andrés.

Anuncio
AQUI
AQUI
Anuncio
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Conductor herido por criminales en ruta de Cusco sigue conduciendo para proteger a pasajeros de robo.

Un grupo de criminales abrió fuego contra un bus interprovincial, dejando gravemente herido al conductor. Los pasajeros, con destino a Cusco, elogiaron la valentía del chofer en medio del caos y la violencia.

Publicado

en

Por

Criminales hirieron al chofer, quien prefirió llegar a Cusco para ser atendido. Foto: composición LR/Luis Álvarez/La República

Pasajeros de bus interprovincial sufren ataque en ruta de Madre de Dios a Cusco

Un grupo de delincuentes disparó contra un bus de servicio interprovincial que se desplazaba de Madre de Dios a Cusco, causando momentos de tensión entre los más de 50 pasajeros a bordo. Los hechos tuvieron lugar en Marcapata, provincia de Quispicanchi en Cusco, alrededor de las 4:00 a.m. del martes pasado, cuando el vehículo de la empresa El Crespo fue interceptado por los criminales.

Anuncio

Acto valeroso del conductor evita tragedia

Los pasajeros elogiaron la actuación del conductor, identificado como H. Q. B., quien decidió no detener el bus a pesar de los disparos recibidos, con el objetivo de escapar de los delincuentes y proteger a los pasajeros. Una vez a salvo, el conductor fue atendido en el Centro de Salud de Marcapata por las heridas de bala y posteriormente derivado al Hospital de EsSalud de Cusco, donde se encuentra en recuperación.

Anuncio

Preocupación por la seguridad en la ruta Madre de Dios – Cusco

Martha Quispe, directora del Terminal Terrestre de Cusco, denunció la constante ola de asaltos en la ruta Cusco – Madre de Dios, solicitando a las autoridades mayor presencia para garantizar la seguridad de los pasajeros. Los viajes por esta vía son considerados peligrosos debido a la frecuencia de robos a las unidades de transporte, siendo necesario implementar medidas para proteger a los usuarios.

Anuncio

Asalto a bus en vía Interoceánica: civiles y policías son víctimas

Un grupo de encapuchados armados asaltó a tres oficiales de la Policía Nacional de Puno y a nueve civiles que se desplazaban hacia Puerto Maldonado en un bus de la empresa Águilas Doradas. El incidente ocurrió en la vía Interoceánica, donde los robos y asaltos son habituales, especialmente en la ruta hacia Madre de Dios.

Anuncio

Conclusión:

Los incidentes de asaltos en buses interprovinciales son una preocupación constante para los viajeros y las autoridades, quienes deben trabajar en conjunto para garantizar la seguridad en las carreteras. La valentía de los conductores y la solidaridad de los pasajeros son fundamentales para afrontar estas situaciones, pero es necesario implementar medidas preventivas y de control para evitar que estos hechos se repitan.

Anuncio
AQUI
AQUI
Seguir Leyendo

Sociedad

Aidesep pide que los ministros de Educación y de la Mujer renuncien por discriminar a los pueblos indígenas.

La asociación mostró su rechazo a las declaraciones de los ministros al calificar las violaciones sexuales contra niñas awajún como una «práctica cultural».

Publicado

en

Por

Aidisep exige a las autoridad sentencias a los responsables de violaciones a menores de la comunidad Awajún. Foto: composición Aidisep/Minedu

La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) ha manifestado su rechazo e indignación frente a las declaraciones de los ministros de Educación y de la Mujer, quienes han calificado los más de 500 casos de violación contra menores del pueblo Awajún como «prácticas culturales».

Repudio a las declaraciones ministeriales

Anuncio

En un comunicado emitido recientemente, Aidesep ha expresado su repudio a las declaraciones de los ministros en relación con los casos de abuso sexual reportados en Condorcanqui. La organización nacional ha denunciado la estigmatización hacia los pueblos indígenas por parte de los funcionarios estatales, señalando que dichas declaraciones reflejan discriminación y racismo estructural en el país. Por ello, han exigido la renuncia inmediata de los ministros involucrados.

El pedido de renuncia surge tras la polémica generada por el video respuesta del ministro de Educación, quien ha defendido su posición argumentando que sus declaraciones fueron tergiversadas y asegurando que su gestión ha favorecido a las víctimas. Sin embargo, la situación se complicó aún más con el respaldo inesperado de la ministra de la Mujer.

Anuncio

Aidesep demanda justicia y rechazo del Estado

Como representante de los pueblos indígenas de la Amazonía peruana y de nueve organizaciones regionales, Aidesep ha instado al Ministerio de Cultura y a su Viceministro de Interculturalidad a rechazar las declaraciones realizadas por sus colegas en el Ejecutivo. En caso de no hacerlo, estarían respaldando dichas afirmaciones, según lo expresado en su comunicado.

Anuncio

Además, la organización ha exigido a la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) que supervisen y sancionen a los docentes que cometan delitos, expulsándolos y presentando denuncias correspondientes. Según la dirigente Rosemary Pioc, de los 524 casos reportados desde el año 2010, solo 111 docentes han sido separados de sus cargos, permitiendo que el resto continúe impartiendo clases junto a sus denunciantes.

En conjunto con las comunidades y organizaciones indígenas, Aidesep demanda que las entidades estatales trabajen de manera coordinada para promover el respeto y la defensa de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y mujeres indígenas, generando espacios de diálogo y participación entre el sistema de justicia del Estado y la justicia indígena.

Anuncio

Condena de organizaciones regionales a las declaraciones ministeriales

La Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú (Onamiap) también ha emitido un comunicado exigiendo disculpas por los comentarios realizados por los ministros y solicitando su renuncia inmediata. Asimismo, han pedido investigaciones exhaustivas y apoyo especializado para todas las víctimas.

Anuncio

Las organizaciones exigen la implementación de políticas de cero tolerancia hacia los agresores, incluyendo el cese inmediato de aquellos involucrados en el sistema educativo, así como la protección y apoyo integral a las víctimas, que incluya atención médica, psicológica y legal especializada y culturalmente adecuada.

Anuncio
AQUI
AQUI
Seguir Leyendo

Sociedad

Congreso quiere castigar a jóvenes desde los 16 años: esto dicen los expertos.

El debate sobre la responsabilidad penal de los adolescentes es complejo. Si bien se busca establecer un marco legal que brinde respuesta a conductas delictivas, ¿no sería más eficaz invertir en programas de reinserción social y prevención para evitar que los jóvenes perpetúen conductas delictivas en el futuro? Es crucial reflexionar sobre las implicaciones de tratar a los menores como delincuentes comunes en lugar de proporcionarles las herramientas necesarias para su desarrollo integral.

Publicado

en

Por

Lima es la región que posee más centros juveniles con medidas privativas de libertad. Foto: composición LR/Fabrizio Oviedo/difusión/Congreso

El Congreso peruano ha presentado un proyecto de ley que plantea la responsabilidad penal de adolescentes a partir de los 16 años para delitos graves como homicidio, sicariato, robo agravado y extorsión. Esta medida busca combatir la inseguridad ciudadana y los altos índices de participación juvenil en crímenes graves, aunque genera interrogantes sobre su eficacia y su impacto en la reinserción social de los jóvenes infractores.

Expertos en Derecho y Sociología han expresado sus preocupaciones sobre este proyecto de ley. El abogado penalista Carlos Caro ha señalado que la propuesta va en contra de las normativas internacionales de protección a menores, las cuales establecen la edad mínima de responsabilidad penal en 18 años. Además, Caro advierte que esta medida podría llevar a los menores a involucrarse aún más en actividades delictivas al mezclarlos con adultos en el sistema penitenciario.

Anuncio

Por su parte, el sociólogo Raúl Porras Lavalle cuestiona la efectividad de la medida en la reducción de la delincuencia y resalta que la responsabilidad de los delitos cometidos por menores recae principalmente en los padres. Porras considera que criminalizar a los menores no soluciona el problema subyacente y refleja un desconocimiento de la realidad social.

Proyecto de ley como una medida desesperada por combatir la inseguridad

Anuncio

En un contexto de creciente inseguridad ciudadana en Perú, el proyecto de ley n.º 8166/2023-CR busca reducir los índices delictivos mediante la imposición de penas más severas a los adolescentes a partir de los 16 años. Sin embargo, críticos sostienen que esta medida es una reacción desesperada que no aborda las causas profundas de la delincuencia juvenil. El abogado penalista Carlos Caro argumenta que mezclar a menores con adultos puede perfeccionar su carrera criminal en lugar de rehabilitarlos.

Las estadísticas muestran un preocupante aumento de la delincuencia juvenil en Perú. El número de menores involucrados en infracciones ha aumentado significativamente, lo que ha llevado al Congreso a proponer medidas más estrictas. Raúl Porras Lavalle critica la falta de consideración del contexto socioeconómico de los jóvenes en esta medida, señalando que muchos infractores son producto de factores como la presión de grupo y la falta de oportunidades.

Anuncio

El Gobierno y la criminalización de los menores

El debate sobre la responsabilidad penal de los menores refleja una tensión entre la necesidad de seguridad pública y los derechos de los adolescentes. La propuesta de ley ha sido criticada por su enfoque punitivo y su potencial para criminalizar a una población vulnerable. Expertos como Carlos Caro y Raúl Porras advierten que estas medidas pueden ser contraproducentes y perpetuar el ciclo de criminalidad y marginalización en lugar de abordar sus causas profundas.

Anuncio
Congreso insiste en aplicar pena a menores infractores desde los 16 años: ¿es posible? Esto dicen los expertos
AQUI
AQUI
Seguir Leyendo

Tendencias